Concurso consecutivo, la última fase en la Ley de Segunda Oportunidad

Concurso Consecutivo en la Ley de la Segunda Oportunidad

Concurso consecutivo, la última fase en la Ley de Segunda Oportunidad

Todos merecemos una segunda oportunidad y más cuando hemos pasado por una situación tan difícil como ha sido la que ha traído la pandemia. Por eso, existe la Ley de Segunda Oportunidad, un atisbo de esperanza a la que muchas personas que son incapaces de hacer frente a sus deudas se pueden aferrar ahora. Gracias a ella pueden comprobar cómo sus impagos se reducen o desaparecen por completo.

Pero la Ley de Segunda Oportunidad tiene un proceso y la última de sus fases es la del concurso consecutivo. Un concepto que suele generar algunas dudas, ya que no siempre hay que llegar a este punto. Se trata de la última carta con la que jugar para conseguir la exoneración de la deuda o la reducción de la misma.

El concurso consecutivo, la única opción ante el fracaso del acuerdo

Una de las fases de la Ley de Segunda Oportunidad es conseguir un acuerdo extrajudicial. Esto es positivo para ambas partes, ya que se reducen los costes y el proceso es más rápido de resolver. Sin embargo, puede que la parte afectada por los impagos no esté de acuerdo con lo que se está poniendo sobre la mesa y ante este fracaso solamente queda una opción, el concurso consecutivo.

Este ya debe llevarse a cabo en los tribunales. Si la persona que tiene las deudas es empresaria le corresponderá a los Juzgados de lo Mercantil llevar el concurso consecutivo. En el caso de que no sea la persona una empresaria, el concurso será competencia de los Juzgados de Primera Instancia. Esto es importante saberlo, sobre todo, cuando nos queremos beneficiar de la Ley de Segunda Oportunidad.

¿Qué opciones ofrece el concurso consecutivo?

Cuando se llega a esta última fase de la Ley de Segunda Oportunidad hay dos opciones. La primera es solicitar la aprobación de un plan de pagos. En un plazo máximo de 5 años se debe abonar la cantidad que todavía no se ha pagado reestructurando la deuda de la manera más cómoda para la persona deudora. Es importante cumplir con este plan de pagos si el juez lo aprueba, porque puede no hacerlo.

En caso de negativa, hay otra opción, la del beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho (BEPI). Esta es una solicitud para la cancelación de todas las deudas que no se van a poder pagar, ya que no es algo viable. Pero para la aceptación de esta opción deben cumplirse algunos requisitos como que el patrimonio físico haya sido liquidado o haber intentado un acuerdo extrajudicial antes.

Puede que estas opciones que se contemplan en la Ley de Segunda Oportunidad no parezca posible que se aprueben, pero en Quita Deudas podemos asegurarte que si se hacen las cosas bien, los resultados serán los esperados. Tener deudas no significa estar condenado para el resto de la vida, ya que hay algunas que son imposibles de abonar ni siquiera con dos o tres vidas.

Los plazos en el concurso consecutivo

Ya conocemos uno de los plazos del concurso consecutivo de la Ley de Segunda Oportunidad si se concede el plan de pagos. Un máximo de 5 años para saldar la deuda. Pero ¿qué ocurre con el concurso en sí? Pues todo dependerá de la carga de trabajo que tengan los Juzgados de lo Mercantil o los Juzgados de Primera Instancia.

Lo habitual es que el proceso dure entre 3 y 7 meses, aunque en ciertos casos puede extenderse algo más. Pero para intentar agilizar los trámites es importante contar con profesionales con amplia experiencia en quitar deudas que conozcan al dedillo la Ley de Segunda Oportunidad. Los podrás encontrar en Quita Deudas, para que en poco tiempo todo ese dinero que debes sea una preocupación que pertenezca al pasado.

A nadie le gusta cargar con deudas a sus espaldas, pero muchas veces no queda otra opción. Hay circunstancias que se escapan de nuestro control y que pueden hacer que terminemos en un túnel sin salida. Gracias a la Ley de Segunda Oportunidad y al concurso consecutivo, hay esperanza. Incluso cuando se cree que todo está perdido, existe una oportunidad de liberarse de todas las deudas.



Abrir el chat
Hola, ¿necesitas más información sobre la Ley de la Segunda Oportunidad?